|  

Experiences

Fiesta a la vera del tren

  |   Destinos   |   No comment

Uno de los hechos más interesantes al momento de visitar el país es conocer su gente y sus profundas tradiciones, una experiencia cultural que es quizás más palpable durante las muchas fiestas que se desarrollan en cada región. No dejes de planificar tu viaje en tren para que coincidan con algunas de estas fascinantes festividades que celebran de todo, desde virgenes y vaqueros andinos a flores, frutas e independencia.

 

Zona de Norte (Otavalo – Ibarra – Salinas)

 

Yamor coincide con las fiestas de Otavalo a mediados de septiembre, una fiesta indígena de cosecha que rinde tributo a la madre tierra y en especial al maíz. Aparte de las acostumbradas fiestas, conciertos y elección de la reina, se realizan desfiles y se prepara el plato del Yamor con varios clásicos de la zona, como la carne colorada y la chicha de jora hecha de maíz fermentado.

 

San Juanes (alrededor del 21 de junio)

Durante el solsticio de verano, toda la zona norte del país se viste de fiesta, con las conocidas “zapateadas” en las que los locales caminan bailando (zapateando) al son de las guitarras y los bombos de un pueblo a otro, vestidos de todo tipo de personajes, hasta “tomar la plaza”, donde se concentra grandes cantidades de personas con comida, bebida y mucha música. Las fiestas duran alrededor de una semana.

 

Día de los Difuntos, (2 de noviembre)

Los cementerios del país se llenan de quienes se acercan a las tumbas de sus seres queridos para rendirles tributo, pero ninguno se llena con el colorido y tradición del cementerio indígena de Otavalo, donde cientos de personas llegan con comida y bebida (y en especial las tradicionales “guaguas de pan”) para comer en familia con sus “muertitos”.

 

También puedes hacer que tus viajes al norte coincidan con las Fiestas de Salinas (25 de junio) y las Fiesta de Ibarra (mediados de septiembre), que incluyen desfiles, bailes, elección de reinas, conciertos y demás tradiciones locales.

Zona Central (Quito – Riobamba)

Machachi se viste de fiesta al son de sus vaqueros, conocidos como chagras, que celebran su afinidad a la montaña e identidad cultural de alto páramo con rodeos, cabalgatas con sombrero, poncho y zamarras, y desfiles y bailes que bajan de las altas montañas para tomarse la ciudad, sus calles y su plaza principal.

 

Dos grandes fiestas en la zona de Ambato, Tungurahua, se realizan durante Carnaval: la interesante fiesta indígena del poblado de Totoras (a poca distancia de Ambato) en la que los hombres se visten de “doñas” y de “negros” y van de casa en casa. También es interesante el desfile a caballo que se realiza para inaugurar las festividades. Al mismo tiempo, se realiza, en pleno centro de la ciudad, la multitudinaria Fiesta de Flores y Frutas de Ambato, en la que los desfilantes lanzan frutas desde sus carros alegóricos (desde reinaclaudias a sandías… ¡pues tienes que estar atento!)

 

Otro Carnaval bastante único es el que se realiza en Cacha, cerca de Riobamba, con juegos ancestrales y mucho colorido.

 

Riobamba, en sí, cuenta con algunas procesiones singulares, como el Señor del Buen Suceso, en Martes Santo (durante la Semana Santa) o los coloridos y muy hermosos Pases de Niño que se realizan todos los fines de semana entre diciembre y mediados de enero, donde se destaca el elegante baile del Diablo de Lata y los Perros. El 6 de enero se realiza el Pase para el Niño de Niños en el barrio de Santa Rosa, quizás el más emblemático de todos los pases de Ñino que se realizan en la ciudad.

 

Finalmente, está la Mama Negra en Latacunga  (23 de septiembre) una de las fiestas más idiosincráticas del país. Un hombre se viste de mujer, con falda colorida y blusa de ribetes, se pinta la cara de negro, se pinta los labios de rojo, se monta en un caballo con una muñequita y se pasea por el pueblo en honor a la Virgen de los Volcanes, Nuestra Señora de las Mercedes.

 

 

Costa

Guayaquil cuenta con varias fiestas, incluyendo su fiesta de fundación (25 de julio) y las festividades que celebran la independencia de España de la ciudad (9 de octubre) con desfiles cívicos y presentaciones en vivo; pero quizás la fecha más admirable es fin de año, cuando se queman miles de muñecos de tamaño humano, los conocidos “viejos” para recordar a quienes, ficticios o verdaderos, representaron lo Bueno y lo malo de lo ocurride durante el año. ¡En los barrios del sur, algunos de estos viejos terminan siendo varios metros de alto! Son tan grandes que se los quema con la ayuda de los bomberos.

 

Yaguachi

Cientos de personas peregrinan a Nuestra Señora de Yaguachi, la primera estación después de Durán, para celebrar a la virgen el 15 de agosto, en época de la Asunción.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat
Powered by